31 diciembre 2007 

¿Por qué ronronean los gatos?

El ronroneo es una especie de ronquido en expresión de contento, placer o satisfacción.

Los gatos ronronean —haciendo vibrar sus cuerdas vocales y comprimiendo el diafragma— cuando están contentos, cuando están cómodos, cuando reciben su comida, cuando su amo les acaricia… pero también en otras muy dispares situaciones.

En general, el ronroneo expresa satisfacción y placer, un indicador de que todo marcha bien, a su gusto. Pero también puede denotar un estado de ansiedad, miedo e inferioridad, e incluso se da el hecho de que gatos enfermos ronronean sin parar, incluso en la agonía de la muerte. Algunos expertos piensan que así el animal expresa su deseo que que todo funcionara a su gusto, evocando con el ronroneo momentos más felices.

Al parecer, el ronroneo es un comportamiento adquirido desde el nacimiento, que el gatito utiliza para mostrar su dependencia hacia la madre. Y que ésta también utiliza para demostrar su contento, su tranquilidad. Es un modo de comunicación entre la madre y los cachorros: auditivo para la madre y táctil para los gatitos, pues a los pocos días de vida todavía son sordos, ciegos y con una capacidad olfativa limitada. Esta conducta relaja a la madre y contribuye a crear un vínculo entra ella y sus cachorros, muy importante en esta etapa del desarrollo de las crías.

En gatos adultos, el ronroneo también es utilizado como demostración de dependencia del amo y como método de conciliación durante un enfrentamiento, denotando sumisión y disminuyendo la probabilidad de que se desarrolle una lucha. También reduce el estrés y la posible confrontación durante el cortejo del macho y la cópula, situaciones en las que la hembra suele ronronear.

Algunos investigadores achacan el ronroneo a cualquier sensación profunda, ya sea alegría, dolor o temor.

Nota sabionda: Los gatitos son capaces de ronronear a partir de los 2 días de edad.

Nota sabionda: Hay estudios que postulan que el ronroneo podría tener un efecto curativo en gatos. Algo similar al tratamiento con ultrasonidos en medicina humana. Esto podría explicar también el porqué del ronroneo durante el parto, en la enfermedad y en los momentos previos a la muerte.

Nota sabionda: Los gatos no son los únicos miembros de la familia de los félidos que son capaces de ronronear. Darwin documentó que también podían hacerlo el puma, el guepardo y el ocelote. El tigre emite un curioso ruido similar a un olfateo de corta duración, pero es algo distinto del ronroneo. El león, el jaguar y el leopardo son incapaces de ronronear.

Entrada elaborada a partir de la información ofrecida aquí, aquí, aquí y en otros sitios más.

Copy&Pasta de aquí: http://www.sabercurioso.com/2007/12/30/por-que-ronronean-gatos/

Etiquetas: ,

30 diciembre 2007 

Feliz Navidad

14 diciembre 2007 

Gatos realmente graciosos

Etiquetas: , ,

12 diciembre 2007 

Crean dos gatos clonados con la piel fluorescente


Dos gatos transgénicos, creados en Corea del Sur mediante la misma técnica de clonación de la oveja 'Dolly', han nacido con la piel y los órganos fluorescentes y muestran un color rojo brillante cuando se les mira con luz ultravioleta.

Los siameses, que son una copia genética de su padre, logran este increíble efecto gracias a una proteína que provoca una fluorescencia rojiza en todo su organismo: piel, pelo, músculos, cerebro, corazón, hígado, riñón, páncreas, pulmones, estómago, intestinos, lengua e incluso en sus excrementos.

La proteína fluorescente llegó a sus cuerpos clonados gracias al trabajo de ingeniería genética que realizaron los científicos sobre el material que tomaron del padre, un siamés turco de color blanco.

Los autores del experimento aseguran que esta técnica no sólo es válida para crear criaturas asombrosas, como las que acaban de presentar, sino que también podría servir en el futuro para producir gatos clonados con los que estudiar varias enfermedades que afectan a las personas.

Seguir leyendo...

Etiquetas: ,

04 diciembre 2007 

Serious cat is not amused

Etiquetas: , ,

Sobre mi

  • A mí me gustan los gatos, pero nunca he tenido ninguno. Son demasiado exigentes, piden demasiado. Los perros no quieren más que amor, pero los gatos exigen adoración. Nunca han superado la perdida de ser considerados dioses en Bubastis.
Mi Perfil

+ Info

    Curiosidades:


    Email
    Licencia de Creative Commons
Cuidados Básicos

Neko