« Volver | Putea a tu gato xD » | Curiosidad del dia » | Diario de un perro y un gato » | Que sueño tengo... (II) » | Que sueño tengo... » | ¿La mascota del futuro? » | Mascotas » | Fatboy Slim - The Joker » | Un dia de felicidad » | Un dia de furia » 

27 septiembre 2006 

Sobre la educacion del gato

Los gatos se comportarán de acuerdo a su instinto felino, a veces muchos dueños esperan que se comporten de acuerdo a los lineamientos de un perro, y allí encuentran el primer gran problema. Un perro tiene el esquema de manada igual a los lobos, su instinto le dice realizar actividades grupales, completamente distinto al de los solitarios felinos. Y así como nunca esperaríamos que un perro aprendiese a ronronear satisfecho, no podemos esperar que un gato asuma aprendizajes propios de cánidos.

Un gato no aprende como un perro, y jamás debe emplearse un tono elevado de voz, lo cual le inspira miedo o agresión, y le aleja de la persona que le trata de esta manera.

El gato aprende a seguir haciendo cosas que se le enseñan mediante el premio y refuerzo cuando lo hacen, pero no aprenden a dejar de hacer cosas que no se quieren, como rascar muebles, castigándolo por ello. Para esto, hay que recurrir a pequeños trucos que el gato no relacione directamente con el dueño, tales como tirarle una pelotita de papel bien apuntada en el momento apropiado, un chorrito de agua o salpicarlo de agua.

También se les puede enseñar a no hacer ciertas cosas como afilar sus uñas en los muebles, cazar pájaros, etc., prohibiéndoles simplemente con un "No"suave pero enérgico, sin gritos, o un "Shhhh".

El gato tiene además una particularidad, que es capaz de "educar" a su dueño para que realice actividades que él desea, tales como abrirle alguna puerta o ventana, abrirle un chorro para tomar agua fresca, cambiar la arena de su arenero, etc...


Articulo completo aquí

Etiquetas:

Jajaja! Yo a mi gato le regaño - suele ser porque quiere algo y no deja de maullar - y me mira con cara de superbueno, y después viene y se restriega conmigo, para que vea que me quiere.. y que se merece lo que me está pidiendo.. si después de restregarse no lo consigue, se va a mimir, y si ve que te levantas y vas hacia donde el quiere, empieza a maullar mucho más alto mientras se restriega contigo.. pero si ve que te levantas y nos vas donde el quiere, te muerde la pierna y se va muy rápido!!
Es genial!! Me encanta!!

Porque no se muestra el comentario en el blog, en aquí si!? No lo entiendo, mira a ver porque a lo mejor has tocado algo en la plantilla..
Después borra esto, anda. :p

Hace que no toco la plantilla... :P
Es de que tienes que recargar la pagina si quieres que aparezca el comentario, ultimamente me pasa mucho con el firefox.

Por cierto me encanta tu gato, yo he tenido uno durante 3 días y no veas lo bien que me lo he pasado :D

me pase un buen rato hablando cone l veterinario de INa y me contó que a los gatos no les gusta tener el agua al lado de la comida. Por eso les gusta tanto beber de los grifos. INA se duerme la siesta dentro de la pila o el vidé para no desperdiciar ni una gota. Esta toda loca!

Eso no lo sabia y mira que es algo que hace todo el mundo poner el agua al lado de la comida...

¿Ina se porta muy bien o la riñes mucho? :P

no la riño si es muy buena ella... solo cuando la da por morderme para jugar la digo shhhhhh y ya esta.. se para y me lame

El Servicio de Inspección Gatuna (en anagrama MIAU) ha descubierto que le gustan a Vd los gatos, por lo que le envía dos cuentos cortos que, junto a otros del mismo estilo, pueden leerse en "Este sol de la infancia" (ed. Acumán):

HERIDAS DE AMOR

“Su dolor es severo y la enfermedad incurable, lo mejor es sacrificarla”. “Sí, qué remedio”, respondes al veterinario. Y mientras él le pone la inyección (ofrenda el sacrificio), descubres en tu mano el rasguño de hace sólo una semana, cuando todavía tenía fuerzas para arañar jugando. Está ya borrándose. Si mandaras en tu piel, lo guardarías para siempre.



OJALÁ QUE TE VAYA BONITO

Un convenio regulador tiene que aquilatar todos los detalles, no debe dejar nada a la improvisación. Por eso había que determinar la custodia de Aida. Entre personas maduras este asunto tenía un modo claro de resolverse. Descartada la custodia compartida (pues tras el divorcio iban a residir en ciudades distintas), la solución natural consistía en situar a Aida en el jardín, ponerse cada uno en un lugar equidistante y dejarla decidir con quién se iría. No valían trucos para atraerla: ni llamarla, ni mostrarle un obsequio... Que sus sentimientos actuaran con libertad.

Llegado el momento, Aida miró a izquierda y derecha. Sin moverse un centímetro decidió dormir una siesta. Ambos esperaron sin cruzar palabra durante hora y media, lamentando no haber cogido nada para leer.

Aida se incorporó. Bostezó, estiró regiamente sus músculos y empezó a caminar. Sin tomar impulso salvó los dos metros que había entre el suelo y la ventana de don Damián, el viejecito que nunca sale de casa. No era la primera vez que Aida saltaba hasta allí. Desde el alféizar volvió a mirar tristemente a ambos lados, hasta que el anciano la cogió y la abrazó contra sí. El ronroneo era suave pero audible.

Oya miau o quien seas, me han gustado mucho. Manda más si puedes

Muy bonitos los dos cuentos, manda narices no haberlos visto hasta ahora, los voy a poner en la entrada ahora :)

Publicar un comentario

Links

Crear un enlace

Sobre mi

  • A mí me gustan los gatos, pero nunca he tenido ninguno. Son demasiado exigentes, piden demasiado. Los perros no quieren más que amor, pero los gatos exigen adoración. Nunca han superado la perdida de ser considerados dioses en Bubastis.
Mi Perfil

+ Info

    Curiosidades:


    Email
    Licencia de Creative Commons
Cuidados Básicos

Neko