27 septiembre 2006 

Sobre la educacion del gato

Los gatos se comportarán de acuerdo a su instinto felino, a veces muchos dueños esperan que se comporten de acuerdo a los lineamientos de un perro, y allí encuentran el primer gran problema. Un perro tiene el esquema de manada igual a los lobos, su instinto le dice realizar actividades grupales, completamente distinto al de los solitarios felinos. Y así como nunca esperaríamos que un perro aprendiese a ronronear satisfecho, no podemos esperar que un gato asuma aprendizajes propios de cánidos.

Un gato no aprende como un perro, y jamás debe emplearse un tono elevado de voz, lo cual le inspira miedo o agresión, y le aleja de la persona que le trata de esta manera.

El gato aprende a seguir haciendo cosas que se le enseñan mediante el premio y refuerzo cuando lo hacen, pero no aprenden a dejar de hacer cosas que no se quieren, como rascar muebles, castigándolo por ello. Para esto, hay que recurrir a pequeños trucos que el gato no relacione directamente con el dueño, tales como tirarle una pelotita de papel bien apuntada en el momento apropiado, un chorrito de agua o salpicarlo de agua.

También se les puede enseñar a no hacer ciertas cosas como afilar sus uñas en los muebles, cazar pájaros, etc., prohibiéndoles simplemente con un "No"suave pero enérgico, sin gritos, o un "Shhhh".

El gato tiene además una particularidad, que es capaz de "educar" a su dueño para que realice actividades que él desea, tales como abrirle alguna puerta o ventana, abrirle un chorro para tomar agua fresca, cambiar la arena de su arenero, etc...


Articulo completo aquí

Etiquetas:

Sobre mi

  • A mí me gustan los gatos, pero nunca he tenido ninguno. Son demasiado exigentes, piden demasiado. Los perros no quieren más que amor, pero los gatos exigen adoración. Nunca han superado la perdida de ser considerados dioses en Bubastis.
Mi Perfil

+ Info

    Curiosidades:


    Email
    Licencia de Creative Commons
Cuidados Básicos

Neko